Christina Komi, escritora griega

Grecia conoce hoy en día la peor etapa de su historia. El helenismo, como cultura, como lengua, como legado de un modo de vivir que se llamo « democracia » –desde la Antigüedad hasta Bizancio y de ahí – a pesar de los 450 anos de ocupación otomana- hasta la época moderna, nunca estuvo tan cerca como hoy a su desaparición. Desaparición tanto de las conciencias como del mapa. La cuna de la democracia esta hoy en día humillada, atada a cadena perpetua por una « deuda » fraudulenta, e, igual que un árbol abatido, esta a la merced de los leñadores.

Diez años de recesión económica (desde 2008), ocho años de memorándum y de cesión voluntaria de nuestra soberanía nacional a organismos supranacionales (FMI, BCE, CE), ocho años de creciente austeridad, de confiscación de la fortuna publica y privada, y 340 mil millones de euros contabilizados como « deuda publica » justificando así préstamos enormes de los cuales ni siquiera el 10 % llegaron a forman parte del presupuesto nacional porque fueron directamente a salvar a los bancos alemanes y franceses de la quiebra.

Voces serias, de economistas, profesores y analistas se han atrevido a revelar la verdad : lo que se llamo « deuda publica » no fue sino la deuda privada del sistema financiero y bancario globalizado, causada por su propia burbuja especulativa, y la « crisis » de Grecia, artificialmente fabricada, con la manipulación de datos estadísticos, fue en realidad una opción política de los comisarios europeos, banqueros y otros representantes de los intereses de las multinacionales. Sin embargo, la gran mayoría de los ciudadanos, griegos y de los demás países europeos, pegados en sus televisores, viven en el engaño alimentado por las mentiras mediáticas de una propaganda cultural muy sutil que cambia el sentido de las palabras . Grecia es hoy el laboratorio de la latino- americanización de Europa, el territorio de una aplicación actualizada de lo que se ha llamado la « terapia del shock » .

Entre 2008 y 2012, las múltiples manifestaciones masivas del pueblo griego fueron duramente reprimidas. Entre 2008 y 2018 hubo cinco cambios de gobierno, un referéndum traicionado (en 2015) y una abstención de 60 % en las ultimas elecciones, que sirvieron para legitimar el gobierno actual (SYRIZA-ANEL). Esta alianza es la última excrecencia de una clase política corrupta, que ganó con un pequeño porcentaje ( en realidad solo el 13 % de los capacitados a votar) y que esta terminando hoy la tarea sucia de los gobiernos anteriores : la liquidación total del país .

Esta traición se ha perpetrado no solo al pueblo griego sino a todos los pueblos europeos por una « nueva izquierda », tan amable y humanitaria como el lobo disfrazado de la Caperucita Roja…

El gobierno SYRIZA – ANEL, después de haber cedido la soberanía nacional (entregando absolutamente todos los recursos del suelo, del subsuelo, del aire, de los mares, a manos de una oligarquía principalmente extranjera) esta exponiendo hoy en día Grecia al gravísimo peligro de una amputación territorial, ultima etapa de una alta traición a la patria.

El Ministro de Asuntos Exteriores no practica ningún tipo de política exterior. Lo hemos visto en YouTube bailando y borracho del brazo de sus homólogos de Skopje o de Turquía, pero no lo hemos visto contestar ninguno de los golpes y amenazas que el país recibe en todas las frentes por parte de los gobiernos de estos países vecinos . Tampoco lo hemos visto asumir actos de soberanía nacional en los territorios griegos amenazados.

Cuando el pueblo griego espera que el Primer Ministro, el Ministro de Defensa o el Ministro de Relaciones Exteriores , salgan a pronunciar discursos en momentos críticos para nuestra soberanía , el que habla es el actual Embajador de los EEUU en Atenas, el Sr J. Piat, (el mismo que estaba de embajador en Ucrania cuando estallo la guerra civil). Este señor, hace un mes, dijo, como si fuera profeta, que lamenta mucho los momentos difíciles que tendrán que vivir en los próximos tiempos dos países vecinos: Grecia y Turquía ambos miembros del OTAN…

Mientras tanto, Grecia ya ha cedido el mar Egeo a las fuerzas del OTAN (desde 2015) bajo el pretexto de ser « incontrolable por las fuerzas nacionales » ante el flujo migratorio, y ahora la OTAN esta reforzando sus bases existentes en Creta y en otras islas del Egeo.

A pesar que Grecia es miembro de la OTAN no se pidió la reunión del consejo de seguridad, ni se opuso objeciones al uso del país como una nación accesoria de los EEUU, exponiendo así a Grecia, estúpidamente, a los contra-ataques provenientes del Medio Oriente, dejando paso libre para que los EEUU, desde Grecia, mande sus misiles y sus bombas a las zonas de guerra en Siria.

Se entiende así que la falta de una política exterior independiente, por parte del régimen de Atenas, tiene gravísimas consecuencias sobre la estabilidad y la paz en la toda la región de los Balcanes y del Mediterráneo oriental. Expondré aquí brevemente de qué manera este gobierno entrega el país, sin más, a los que atentan contra su integridad territorial.

Frente Norte : Skopje

El término « Macedonia » es en si mismo un vehículo del irredentismo de un territorio multiétnico y multilinguístico – compuesto por albaneses, eslavos y rumano – situada en el sur de la ex-Yugoslavia. A partir del uso por parte de este país del nombre helénico, que de hecho es idéntico al de la provincia griega limítrofe, se esta fabricando una inexistente, « identidad macedonia », una igualmente inexistente ( desde el punto de vista lingüístico) « lengua macedonia » y una igualmente inexistente (desde el punto de vista canónico), una « iglesia ortodoxa macedonia ». El resultado será que en un tiempo no muy lejano estaremos frente a la reivindicación de una «unificación » de unas supuestas « dos Macedonias ».

Hoy en día se habla de la « solución » al « problema del nombre » de esta formación. Pero entre todos los nombres posibles (como el de Democracia Balcánica Central, de Democracia de Bardar y tantos otros que permitirían una identificación exacta de este Estado dado lugar a la multiplicidad cultural de sus pueblos) se plantea con afán y furia el nombre de « Macedonia », desde centros externos como el Alemán European Center for Minority Issues , cuyas publicaciones reciben generosa financiación por parte de G. Soros y de su « Open Society Foundation ». En oposición a toda verdad histórica, lingüística, cultural y nacional, el uso de este nombre por Skopje lleva a la usurpación de la identidad nacional y de la conciencia histórica helénicas.

Si el asunto de esta usurpación lleva ya años sin « solución », el gobierno de SYRIZA se plantea con urgencia « solucionarlo » ahora mismo, dando, de paso , el visto bueno a una « solución » que sirve intereses ajenos en detrimento de los de Grecia.

La « solución » al problema del nombre del país limítrofe, no es de ninguna urgencia para Grecia. Y tampoco es un regalo para los habitantes de Skopje, ya que fundar su existencia en una mentira esto llevará tarde o temprano a la disolución este Estado : en esta época de la fragmentación voraz solo resistirán los Estados nacionales enraizados en solidas bases identitarias y con profunda conciencia histórica. En realidad, la « solución » le urge a la OTAN que, en su tentativa por cercar militarmente a Rusia, (violando las promesas hechas a Gorbachov en 1989), desea incluir, en julio del 2018, a este Estado entre sus miembros y esto no se puede hacer sino con un nombre reconocido “erga omnes”, es decir valido frente a todos.

Le urge también a Alemania y al European Center for Minority Issues –que sigue la tradición alemana de búsqueda de « minorías » en el continente europeo, como lo hizo en los años 1930 – y le urge al « filántropo » G. Soros, gran defensor de un nuevo mapamundi globalizado.

El día en que tal « solución » se lleve a cabo y si este país entra a la OTAN sin objeciones por parte de Grecia (que puede poner un veto evocando la violación de las promesas hechas a Rusia en 1989 ,como también exigir como condición previa la entrada de Chipre al OTAN, cosa que Turquina nunca aceptará) le sucederá a Grecia lo mismo que le esta sucediendo con Albania desde que se hizo miembro del OTAN (2016).

Frente Noroeste : la Albania de Edi Rama

De hecho, en 2016, Albania se hizo miembro de la OTAN, sin que el gobierno SYRIZA-ANEL opusiera ninguna objeción, sin imponer ninguna condición previa, como debería, haberlo hecho para proteger los intereses nacionales de Grecia. Es decir :

– No se iniciaron las debidas negociaciones bilaterales para la definición de la Zona Exclusiva Económica (ZEE) griega en el mar Jónico; mar riquísimo, según revelan investigaciones recientes, en recursos del subsuelo submarino.

– No se tomaron medidas para la protección de la minoría griega en Albania.

– Se dejo que el gobierno albanés mintiera reivindicando “la existencia de un minoría albanesa” en territorio griego.

Como resultado de estas graves omisiones del régimen, Grecia esta hoy bajo presiones de todo tipo por reivindicaciones por parte del expansionismo del Primer Ministro Edi Rama que aspira a la construcción de una « Gran Albania ». Estas reivindicaciones suyas, están apoyada por la Turquía de Erdogan que contribuye con su generoso apoyo cuando se trata de dañar los intereses de Grecia.

Frente Este : la Turquía de Erdogan

Mientras el régimen de Atenas se ocupa de como despojar a los ciudadanos griegos, una guerra silenciada entre Grecia y Turquía se lleva a cabo con creciente intensidad durante los últimos 3 anos.

Cientos de violaciones del espacio nacional aéreo griego cada mes, miles de horas de persecución de los aviones turcos por los pilotos militares griegos sin que jamás recibieran el debido y esperado orden de derrumbar a los aviones intrusos. Al contrario, después de horas de persecución, los aviones griegos terminan por caerse. El último, cayo el mes de abril cerca de la estratégica isla de Skyros, el piloto (Giorgos Baltadoros) murió en combate contra el invasor mientras los medios y el gobierno hablaron de un incierto « accidente » sin dar a conocer las conclusiones de la investigación del médico forense.

Desde 2015, hasta hoy, en violación del derecho internacional y del derecho marítimo , miles de barcos turcos inflables, traen de manera ilegal, miles de personas de Asia y de África al territorio griego. Al mismo tiempo, centenas de personas por día atraviesan por tierra la frontera desde Turquía hacia Grecia en la zona del rio Ebros. El equilibrio poblacional de las islas del Dodecaneso y en otras zonas del país sobre todo fronterizas, esta perturbado lo que lleva a la transformación de nuestras bellísimas islas cárceles de detención de personas de todo tipo..

El derecho internacional estipula la entrega de documentos a los que se identifican por el Alto Comisario de la ONU como refugiados, para que sigan su viaje hacia Alemania, Francia, Inglaterra, EEUU… Con respecto a los que no se identifican como tales y que son, por consecuencia, inmigrantes ilegalmente transportados se impone su vuelta al país que los manda, es decir a Turquía. En oposición a estos principios, el régimen actual ha establecido en Grecia una situación muy peligrosa, con las instrucciones y las bendiciones de la UE que, por un lado, cede generosas « ayudas » de millones de euros al Sr Erdogan y, por otro lado, financia al Sr Tsipras (500 millones de euros en 2016) para que mantenga a toda esta gente encerrada en campos de concentración en Grecia.

Esta situación esta llevando la sociedad griega, ya pobre y humillada, a la implosión con violencia, conflictos, caos interno y el abandono de estas zonas por sus habitantes entregando el territorio al que desee ocuparlo … El Sr Erdogan no esta muy lejos de esto.

Sus ambiciones por el mar Egeo se vuelven cada vez mas explícitas y todo acto ofensivo queda sin respuesta por parte del régimen de Atenas. Erdogan esta violando el Tratado de Lausanne del 1923 que define las fronteras turcas, doblemente : hacia el Sur invadiendo a Siria (cometiendo el genocidio de los kurdos en Afrin) y por el Oeste hacia Grecia . En Febrero del 2018 , uno, el desembarco de militares turcos a la pequeña isla griega de Imia; dos, el impedimento ejercido por fuerzas turcas que entraron en la Zona Económica Exclusiva de Chipre para investigar los yacimientos del subsuelo y tres, las declaraciones de Erdogan y de sus ministros sobre la « gran reconquista » de los territorios otomanos, es decir la invasión del mar Egeo y de Tracia.

Pero mas allá de las palabras y declaraciones, con el permiso oficial del régimen de Atenas, Turquía esta llevando a cabo ejercicios de desembarques con armas, en el territorio griego de las islas del Dodecaneso.

¿Cuanto falta para que uno de estos desembarques se realice no como un ejercicio sino que como una ocupación en islas como Samos, Chios, Limnos, Leros o Lesvos, sin la etiqueta de « entrenamiento » ?

Al tolerar simulacros de invasión por un ejercito enemigo en el territorio griego, el gobierno de SYRIZA-ANEL se abstiene de fomentar cualquier tipo de actividad económica o militar griega en dichas zonas, es decir cualquier acto que permita corroborar la soberanía nacional griega en estas tierras y mares amenazados. De verdad, cabe preguntarse si habría otra manera, mas fácil y complaciente, para ceder territorio griego al enemigo sin decir ni pio …

Para completar el panorama de esta Grecia indefensa y traicionada por este régimen, agregamos que desde principios de marzo dos militares griegos capturados por el ejercito turco, probablemente en una trampa, están ilegalmente detenidos en la cárceles turcas de Andrianoupoli acusados de espionaje. El régimen de Atenas, en vez de resolver el problema de manera dinámica y defender a los detenidos, aceptó en seguida la versión de Erdogan y afirmó públicamente, y sin tener ninguna prueba, que los dos militares griegos se introdujeron « por error » al territorio turco.

Por cuestiones de brevedad me detengo aquí y cierro señalando que el articulo 138 del Código Penal griego prevé la pena de muerte y de cadena perpetua para los que entreguen aunque sea una palmada de territorio nacional. Y este debe ser el destino de los gobernantes de este régimen

A pesar de su situación económica y de una intoxicante propaganda mediática cuyo propósito es impedir toda esperanza, el pueblo griego ha salido a la calle el 5 de julio del 2015 (para votar NO al referéndum), el 21 del enero y el 4 de febrero pasados (500.000 de personas en Thessaloniki y 1.500.000 en Atenas) y de nuevo a la Plaza de Sintagma de Atenas, el reciente 13 de mayo 2018, con el objetivo de impedir el desmembramiento territorial del país, de derrumbar el régimen actual de una dictadura parlamentaria, y de devolver al país la democracia y el orden constitucional.

El articulo 120 de la Constitución griega estipula claramente que « el respecto de la Constitución helénica se confía al patriotismo de los Helenos que tienen derecho y deber de resistir por todos los medios contra él que intente abolirla de manera violenta ». Y así será !

Notas

1 El despojo se llama « ayuda », la destrucción « salvación », el retroceso « progreso » etc. etc.2

2 Me refiero al libro de Naomi Klein.

3 Cito aquí un cartel de protesta que resume bien la situación : « Nuestros aeropuertos están en manos alemanas, nuestros trenes en manos italianas, nuestra agua en manos francesas, nuestros puertos en manos chinas y todo el resto en manos de los especuladores locales ».

4 Para la historia , ver https://www.youtube.com/watch?v=3oyO9zpOFYU&feature=youtu.be https://www.youtube.com/watch?v=0lqTeDsU8SM&feature=youtu.be https://www.youtube.com/watch?v=TblwAgkXK9Q&feature=youtu.be

5 Desde 1982 el derecho marítimo internacional define la ZEE de cada país a 12 miles de la costa. Esta ley internacional todavía queda sin concretización por parte de la clase política griega, para definir las Zonas Marítimas

6 Violando así : el Convenio Internacional sobre búsqueda y salvamento marítimo, 1979 ; el Convenio de la ONU para el le Derecho Marítimo, 1982 ; las reglas del Organismo Internacional de Navegación.

7 El Alto Comisario de la ONU para los Refugiados da las cifras siguientes : para 2014 el numero de los refugiados e inmigrantes que entraron en Grecia era de 34.442 ; para 2015 eran 856.723, de los cuales el 85 % provenientes de Turquía, se trata de un 2362% de aumento en un año. Y así sigue la cosa…

8 La ONU y Amnistía Internacional han señalado el peligro varias veces, desde 2016 : « Grecia no puede aguantar tantas cantidades de inmigración ».

9 La comunidad internacional no se muestra muy sensible hacia estas violaciones. El gobierno de SYRIZA tampoco.